Piaggio, adiós a las motos, bienvenido a los robots

La robótica se desarrolla a un ritmo vertiginoso siendo muchas las compañías que se están adaptándose para no quedarse fuera de la revolución tecnológica en la que nos encontramos. En medio de esta transformación robótica se encuentra la insigne Piaggio, fabricante de la legendaria moto Vespa. Nos complace enseñaros cuáles son los frutos de su esfuerzo.

Fue en el dos mil diecisiete cuando la corporación Piaggio se centró en desarrollar tecnología robótica gracias a un nuevo departamento de la compañía, la cual se denomina Piaggio Fast Forward (PFF). En ese momento presentaron el proyecto de desarrollo de un robot con el objetivo de adentrarse en el sector estratégico.

Su propuesta lleva por nombre Gita, un robot creado para llevar paquetes pesados a la vez que sigue a su dueño.

Capacidades del robot mensajero GITA

Gita es un robot configurado para llevar objetos para uso individual para un máximo de 18 kilogramos.

En el prototipo inicial, GITA incorporaba tres cámaras en la parte delantera con las que detectaba objetos y así, poder continuar a su dueño de modo autónomo por la acera. Tiene una forma esférica, con una altura de cincuenta y seis centímetros y unos 22 kg de peso y en un principio podía alcanzar una velocidad máxima de treinta y cinco km/h.

El espacio del robot de almacenaje es más bien pequeño. Se estima que puede caber más o menos, un pequeño maletín, un ordenador portátil de 14 pulgadas y una cámara de fotos.

Es una apuesta importante para Piaggio desarrollar un robot social inteligente prácticamente desde cero y por ello hay que felicitarles. A la primera versión de Gita le añadieron algunas de sus particularidades y también mejoraron otras.

Por poner un ejemplo la velocidad fue bajada considerablemente a 9km/h. A priori suele ser una desventaja, sin embargo el robot ha evidenciado que es perfecta para un robot creado inicialmente para acompañar a las personas.

Sus prestaciones se han mejorado con la variación que han realizado reduciendo su capacidad de batería. En la actualidad sólo será capaz de seguir a la persona que se encuentre delante mediante sensores visuales.

GITA sólo está recomendando para portar objetos por aceras o caminos bien asfaltado. Es desaconsejado meterlo por barro, nieve y mucho menos por peldaños. Desde la empresa desarrolladora aseguran que puede ascender y bajar pendientes con un dieciséis por ciento de pendiente.

Debemos señalar que Gita ni habla, ni filma vídeos ni hace fotografías, no vaya a ser que te hayas imaginado que es un dispositivo inteligente como Alexa de Amazon o el propio Siri.

Desde el propio robot se manipulan las funciones de control. También puedes manipularlo desde una app que ha sido preparada para bloquear y desbloquear la puerta de acceso al compartimento de carga y comprobar el estado de la batería. Una de sus características es que transmite mensajes de audio por Bluetooth. Gita incorpora una potente batería que alcanza una autonomía de funcionamiento de 4 h y tan solo tarda en cargarse unas 2 h.

En el sistema de guiado utiliza conexión WiFi instalada en un cinturón específico que debe utilizar la persona a la que tiene que seguir.

Aparte del robot Gita, Piaggio ha diseñado una variante mayor llamada KILO, que dispone de mayor capacidad de carga destinada a empresas de correo. Sus desarrolladores han diseñado esta versión orientado al mercado empresarial. Gita puede ser que sea utilizado en universidades, clínicas o bien grandes fábricas.

Este pequeño robot ha salido al mercado en tres colores, que son rojo, gris o bien azul. Eso sí, el alto precio de Gita es lo que actualmente ha impedido que lo veamos con mayor frecuencia en nuestras calles. Si estás pensando comprártelo, debes de saber que en la actualidad su precio no desciendo de los 3.000€ en el mercado.