La nueva arma contra la delincuencia en California es el autómata K5

Los agentes de policía de las ciudades estadounidenses demandan auxilio para combatir la inseguridad y los delitos en sus calles. Por ello están metiendo vigilantes artificiales con apariencia de androide como nueva herramienta contra el crimen. Te presentamos a los agentes del futuro, aunque, ya son una realidad. 

HP Robocop es el nombre vulgar del androide que han contratado para patrullar la ciudad de Huntington Park, en el en California, en Estados Unidos. Su verdadero nombre es K5, y este es uno de los robots creados y vendidos por la empresa de tecnología robótica Knightscope, afincada en California. Su fabricante es experto en realizar soluciones de robótica dirigidas a la protección mediante dispositivos autónomos.

Este tipo concretamente está creado para realizar labores de comprobación de lugares abiertos, como es el caso de parques de Huntington. El robot K5 además está capacitado para efectuar las funciones de seguridad en ambientes cerrados, como así sucede con el androide Anbot en un aeropuerto de China. 

El dispositivo robotizado K5 es un androide con forma ovoide que no llega el 1,50 de altura y alcanza los 180 kg de peso. Es un dispositivo robotizado que puede ser controlado por control remoto, no obstante, está elaborado para patrullar las calles de forma autónoma. Tiene una videocámara superior de 3600 que le permite crear vídeos de alta definición, así como de otras 5 cámaras de infrarrojos para la visión nocturna.

El robot lleva integrado un software sofisticado que le permite seguir teléfonos móviles, sensores de movimiento y hasta un intercomunicador bidireccional con el que logra relacionarse con las transeúntes. El robot tiene una tecla de emergencia con el que las personas consiguen comunicarse directamente con el cuerpo de policía.

El automata de vigilancia HP Robocop está en período de experimentación. Hasta el momento el automata exclusivamente puede ser alquilado y su precio oscila entre los 60.000 y 70.000 dólares anuales. En la zona inferior dispone de unas ruedas en su base que le permiten desplazarse a 5 km/h.

Una reciente noticia salió en los medios de comunicación originando gran inquietud entre la ciudadanía. Resulta que el robot hizo caso omiso a una transeúnte que denunció una pelea en el parque, y a pesar de que la denunciante pulso en diversas ocasiones el botón de socorro, el robot solamente se dignó a comentarle a la persona “que se apartara de su camino”. A pesar de todo la agitación generada por el grave error cometido por el autómata de KnightScope, el desarrollo de la robótica es imparable. Prueba de ello es que las autoridades del estado de California han encargado otros 70 robots policías para añadir lo antes posible a sus calles.